Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Psicología Útil | March 25, 2017

Scroll to top

Top

Sin comentarios

Entrevista de trabajo

Entrevista de trabajo
Psicología Útil

Practique la entrevista
Imagen
Comunicación
¿Cómo mostrar los propios puntos fuertes y matizar los débiles?
Preguntas más frecuentes
Preguntas profesionales ¿cómo responder?
Preguntas personales, ¿cómo responder?
Prepare sus propias preguntas
Entrevista de trabajo con una empresa de selección
Entrevista con un técnico de la empresa

PRACTIQUE LA ENTREVISTA

En una buena idea tomarse un tiempo prudencial para prever las preguntas más típicas que pueden hacerle e ir aplicando las respuestas que considere más convenientes para que la entrevista adquiera fluidez y síntesis. Por supuesto, si con anterioridad se ha hecho una idea global de la misma evitará las preguntas no previstas con la consiguiente ansiedad producida por tener que responderlas en un breve espacio de tiempo y decir lo que se desea sin olvidar nada.

Confeccione una lista en la que consten las habilidades que puede aportar a la empresa en el puesto de trabajo solicitado. Se trata pues de describir con eficacia las propias capacidades y experiencias que redundarán en beneficio de la compañía y dejar claro el por qué se está interesado en formar parte de su equipo.

IMAGEN

Tenga presente que la primera imagen que se da es, en general, la que perdura y que la seguridad en que se recuerdan los datos que figuran en el curriculum también es un punto a favor, ya que, de esta forma, se ahorra mucho tiempo al entrevistador, lo cual este agradecerá.

Entrar a la entrevista mascando chicle o bebiendo café puede constituir una falta de atención hacia la persona que va a hacer la encuesta con la consiguiente mala impresión. Lo ideal es ir bien vestido, con pulcritud y procurar tener buen aliento (un pequeño caramelo de menta tiempo antes de entrar facilitará estar seguro de ello). El exceso de perfume tampoco ayuda. Tener encendido el móvil con la posibilidad de que le llamen, cortando la claridad del encuentro y de las explicaciones que se dan, tanto por una parte como de la otra, es nefasto.

Llegar a tiempo también causa buena impresión, ni mucho antes y, por supuesto, nunca llegar tarde. Unos cinco o diez minutos será un plazo de tiempo adecuado, para lo que deberá tenerse en cuenta aparcamiento o conflictos de circulación.

COMUNICACIÓN

Cuide su comunicación verbal evitando palabras repetitivas, a modo de muletilla (prever preguntas y respuestas ayuda). En ocasiones, lo que no se dice contribuye también a poner o quitar puntos a su candidatura: saber escuchar es otro punto a favor.

No existe nada peor que interpelar a alguien que repite una y otra vez lo mismo, ya que lo que desea el entrevistador es conocer puntos muy específicos de quien se tiene delante, no su historia entera. Procure ser concreto en sus respuestas y sintetizar dando el máximo de información.

Los mismos nervios pueden ocasionar distracciones, quedarse en blanco y no saber qué es lo que se le pregunta a uno. Mantener la calma y esforzarse por estar alerta puede ayudar a superar estos momentos angustiosos.

La comunicación no verbal durante una entrevista también ofrece datos precisos al entrevistador que, por lo general, suele ser un experto. Procure permanecer calmado y mantenga contacto visual con el entrevistador.

Salude a la persona que le va a atender por su nombre (si lo conoce) y agradézcale que le haya recibido, mirándole a los ojos y estrechándole la mano de manera franca y segura. Recuerde que la primera impresión es decisiva. Es importante cuidar las formas desde el mismo instante en que se entra en la empresa hasta que se sale una vez finalizada la prueba.

No gesticule de forma exagerada. Frotarse las manos o rascarse el pelo más de la cuenta son algunos gestos que pueden surgir como consecuencia de los nervios. Evite dar golpecitos en el suelo con los pies, ni juegue con objetos cercanos. Intente no mirar al reloj. Un simple gesto puede transmitir más información de lo que se imagina. Dé una imagen de naturalidad y de confianza en si mismo.

Nunca hable de forma inapropiada de antiguos jefes o compañeros. Además de causar mala impresión, jamás se sabe las conexiones que la nueva empresa pueda tener. El hecho de llevarse bien con un equipo humano y trabajar bien en un grupo puede incrementar las posibilidades de su candidatura.

¿CÓMO MOSTRAR LOS PUNTOS FUERTES Y MATIZAR LOS DÉBILES?

Resulta práctico consultar la página web de la empresa o corporación con la que se deberá realizar la entrevista para conocer algunos puntos que destaquen o identifiquen palabras clave que definan su actividad para aplicarlas en momentos oportunos. El entrevistador debe percibir que está delante de una persona que sabe de qué está hablando y por tanto le tendrá en cuenta para una siguiente selección o, incluso, para cubrir el puesto vacante.

Los errores o fracasos en el terreno profesional y personal deben servir para formar y endurecer la propia personalidad. Especifíquelo así para, de manera positiva, dejar constancia de lo aprendido como resultado de la experiencia vivida.

PREGUNTAS MÁS FRECUENTES

¿Si no tengo empleo?
Si en el momento de la entrevista está desempleado aproveche la ocasión para indicar que su tiempo lo aprovecha para ampliar formación y aprendizaje.

¿Es un problema mi juventud?
La juventud es un período espléndido para asimilar y llenarse de experiencias para definir mucho mejor en qué destinar las habilidades de cada uno. Las ganas de aprender y trabajar duro serán puntos muy importantes a destacar y que, seguro, causarán una magnífica impresión.

¿Qué llevar a la entrevista?
No se olvide de llevar una cartera o soporte duro para facilitar tomar notas, su curriculum actualizado, muestras de trabajo (si procede) y un bolígrafo que escriba correctamente.

Asegúrese de leer concienzudamente antes de responder cualquier formulario que le indiquen cumplimentar con el fin de no malinterpretar las preguntas. Es comprensible que algunas de sus experiencias más tempranas sean más difíciles de recordar, por lo que también debería repasar su curriculum antes de la entrevista.

PREGUNTAS PROFESIONALES, ¿CÓMO RESPONDER?

Supuesto: Un compañero de trabajo elude hacer su parte equitativa de trabajo lo que supone una carga extra al resto del equipo al existir una fecha límite. Como coordinador, debe hacer frente al problema ¿qué hace?

Una vez finalizado el proyecto, hablo con la persona para pedir explicación de su mínimo interés hacia la realización de éste. Al hablarlo, se persigue comprender, por ejemplo, el motivo (que puede ser de índole personal) que está perturbando su capacidad de trabajo y también su predisposición, en un futuro, de colaborar y esforzarse con el equipo.

Supuesto: No se lleva del todo bien con un supervisor con el que debe colaborar ¿qué hace para que los planes se lleven a cabo con éxito?

En ocasiones, no siempre se encuentra la sintonía necesaria con otra persona con la que se debe realizar un trabajo. No obstante, es posible que las habilidades que posee y su ánimo sean tan importantes y admirables que incluso faciliten la tarea, por lo que será buena idea tener sólo en cuenta la parte positiva y conseguir así, no un amigo, pero sí un entusiasta compañero con el que trabajar codo con codo para que el proyecto en curso y futuros se realicen a tiempo y correctamente.

Supuesto: Hábleme de una persona a la que juzgó mal en un principio.

Es posible que en un principio no se conecte con un miembro del equipo y quizá en primera instancia intente conseguir su aprobación para trabajar con comodidad con la persona. Se puede observar si esa reacción adversa es sólo con uno mismo o si es una peculiaridad de su forma de ser o de comunicarse con los demás. Si este es el caso, es mejor pues no darle mayor importancia, compartir esfuerzos, prestarle toda la colaboración incondicional e intentar interferir lo menos posible.Con el tiempo, quizá esa persona comprenda mi proceder y acercarme más.

Supuesto: ¿Cómo se lleva con tus compañeros de más edad?

Si los compañeros de trabajo son mayores es mejor respetar sus conocimientos y experiencia en el trabajo o en la empresa, limitándome a hacerles patente el deseo de que el proyecto consiga llegar a su fin con éxito y realizando sugerencias en un momento adecuado o cuando se me pregunte mi opinión.

Supuesto: ¿Cómo se lleva con tus compañeros más jóvenes?

Es preciso encontrar unos objetivos comunes donde poder coincidir en nuestro entusiasmo por cumplir los planes previstos de la empresa. Cuando ven que no deseas hacer de “padre”, sino acercarte a ellos para colaborar se resuelven muchos de los posibles conflictos y es más fácil aplicar capacidades y esfuerzos comunes.

Supuesto: ¿Hábleme de su último trabajo?

En muchos casos, los entrevistadores quieren saber lo que esperaba de su último trabajo y por qué le contrataron, por lo que esté preparado para responder a las preguntas y dar ejemplos de cómo cambiaron sus experiencias en el desarrollo de su puesto de trabajo. Si no era exactamente lo que había pensado puede hablar de ello, pero sin comentar nada de la empresa o de sus compañeros.

Supuesto: ¿Por qué cree que va a tener éxito en este trabajo?

En muchos casos, los entrevistadores quieren saber lo que espera de su trabajo. No hay una respuesta correcta o incorrecta a esta pregunta. La mejor manera de responder es hablar de sus planes y de lo que podrá hacer en su nuevo centro de trabajo, cuidando de no centrarse demasiado en lo negativo.

PREGUNTAS PERSONALES, ¿CÓMO RESPONDER?

Cuando las preguntas son “personales”, puede ser una pendiente muy resbaladiza. Estas guías son útiles para que pueda escribir sus respuestas mucho antes de ir a la entrevista. Entonces, cuando se hace la pregunta, responderá en pocos segundos.

Supuesto: ¿Qué haría diferente si pudiera iniciar de nuevo su vida laboral?

Puede ser una buena respuesta el deseo de ampliar su educación escolar general antes de iniciar la profesional (si este es el caso). De todas formas es importante tener clara una motivación y seguir unos objetivos concretos a la hora de decidir hacia dónde encaminar la vida laboral.

Supuesto: ¿Cómo equilibrar la vida personal y la profesional?

La mejor respuesta es la de procurar ser organizado para obtener un perfecto equilibrio y tener la cabeza centrada a la hora de trabajar y de cuidar de los diversos aspectos cotidianos y conseguir ayuda para esos momentos inesperados.

Supuesto: ¿Cuál es la forma preferida para comunicarse?

Esta es una buena oportunidad para demostrar que entiende la importancia de ajustar sus preferencias dependiendo del momento y de sus necesidades.

En casa, me gusta hablar por teléfono y correo electrónico. En el trabajo, seguir el patrón establecido y ser eficaz en síntesis y eficacia.

Supuesto: ¿Utiliza los diferentes métodos de comunicación en vacaciones?

Durante las vacaciones, en caso de emergencia, se me puede localizar. Aunque me aseguro de que las personas con quien trabajo lleve a cabo con eficacia las posibles contingencias y sean capaces de tomar buenas decisiones mientras estoy fuera.

Supuesto: ¿Cuál el su libro y película favoritas?

Como sea que el entrevistador quiere saber si esta al día y si coincide con la cultura de de la empresa, la mejor respuesta es indicar de entre los muchos libros leídos y las películas vistas los leídos y vistos más recientemente o que han dejado más impacto en usted, además de documentales o curiosidades en naturaleza o científicas.

Supuesto: ¿Qué personaje histórico admira más y por qué?

Puede ayudar pensar con anterioridad qué figura merece su admiración, sea política, científica, cotidiana, artística, etc. y poder así contestar con rapidez y definir conceptos sin emplear demasiadas palabras.

Supuesto: ¿En qué punto se encuentra ahora de su vida?

El entrevistador quiere saber cuáles son sus sentimientos actuales. Quizá no debe mostrar una actitud extrema sino más bien equilibrada entre experiencias adversas y enriquecedoras que ha sabido incorporar a su forma de proceder.

Supuesto: ¿Por qué cree que va a tener éxito en este trabajo?

El entrevistador está interesado en saber si el empleo le ha interesado en realidad o, simplemente, es un trabajo más para salir del paso, por lo que deberá aclarar que, según las impresiones intercambiadas durante la entrevista, cree tener la capacidad y la experiencia necesarias que la empresa está buscando y que, por su parte, está dispuesto a demostrar.

Supuesto: ¿Cuántas horas al día cree que son las idóneas para cumplir con eficacia la labor encomendada?

Quizá la mejor manera no es el número de horas invertidas sino la calidad y competencia empleada en realizarlo. Por supuesto, una buena disposición redundará en rapidez y profesionalidad.

Supuesto: Según su criterio, ¿dígame cómo mide el éxito?

El éxito profesional puede depender de los estándares de la empresa para la que se trabaja, los comentarios que recibo de los compañeros, supervisores, etc. Personalmente, creo que el éxito es simplemente estar satisfecho con la labor cotidiana realizada y tener la seguridad de haberla hecho lo mejor posible en cada caso. Para mi es importante tener siempre presente mis habilidades y ponerlas en práctica para conseguir lo que me he propuesto.

Al realizar una entrevista, lo que se quiere conocer de usted es su forma de trabajar y lo que puede aportar a la empresa. Sus capacidades y si sabe cómo desarrollarlas. Sus experiencias y qué ha sacado en positivo de ellas.

PREPARE SUS PROPIAS PREGUNTAS

El entrevistador desconfiará de una persona que no tenga iniciativa en una entrevista. Medirá por sus respuestas pero también por sus preguntas.

Haga preguntas referentes a la empresa y el puesto de trabajo. Demuestre interés por la labor a realizar y acuda a la entrevista con todas sus preguntas o dudas preparadas.

ENTREVISTA DE TRABAJO CON UNA EMPRESA DE SELECCIÓN

Puede ser que la empresa haya decidido que una empresa de selección la efectúe en su lugar. El entrevistador será con seguridad un experto en este tipo de técnicas, en la mayoría de los casos se tratará de un psicólogo con formación especializada y su principal objetivo será pues detectar si la formación, personalidad y motivación del candidato coinciden con el retrato que pide la empresa.

La entrevista girará básicamente en torno a datos de sobre personalidad y competencias. En esas entrevistas, la actitud (reacciones, comportamiento), motivación y lenguaje no verbal adquirirán especial relevancia.

ENTREVISTA CON UN TÉCNICO DE LA EMPRESA

Si pasa la entrevista con la empresa de selección o el responsable de recursos humanos, lo normal es que posteriormente le entreviste un técnico de la propia empresa, probablemente con la persona que será su jefe directo.

Su evaluación consistirá únicamente en su profesionalidad e idoneidad para el puesto ofrecido, así como su adecuación al equipo. Le harán preguntas de contenido técnico en relación con el trabajo en cuestión y se centrará en averiguar su capacidad de trabajo y su integración al departamento. Debe incidir en su disposición para realizar el trabajo ofrecido y en la motivación que le lleva a desear obtener el puesto.

Pida primero al entrevistador si puede tomar algunas notas. Normalmente, el hecho de que el entrevistador le vea tomar notas le causará una buena impresión, ya que entenderá que se interesa realmente por el puesto. También podrá apuntar dudas
o preguntas que se le vayan ocurriendo formular al final de la entrevista.

Podrá aportar en el momento los títulos formativos, certificados, un dossier con trabajos publicados, antiguos contratos, referencias y acreditaciones si el entrevistador así lo requiere.

Al finalizar la entrevista, sea quien sea, este será el encargado de dar por finiquitada la entrevista. Llegado a este punto es conveniente no prolongarla de manera innecesaria.

Si no ha mencionado nada sobre los próximos pasos a seguir, tome la iniciativa, preguntándole directamente. Algo como: ¿me puede informar sobre cuáles son los próximos pasos del proceso de selección?

Antes de salir, dé las gracias al entrevistador por su tiempo y confirme su interés por conseguir el puesto. Según como haya ido el encuentro también puede pedirle su tarjeta de visita. Así dispondrá de su nombre y datos para contactar de nuevo.

Enviar un comentario

Para evitar abusos, por favor, resuelva la siguiente operación, gracias: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar

Leer más
Anorexia nerviosa.
Anorexia nerviosa

Qué es la anorexia. Anorexia nerviosa y sus causas. Características del anoréxico. ¿Padeces de anorexia? Tratamiento de la anorexia nerviosa....

Cerrar